CLAVES DEL GOBIERNO ANDALUZ PARA EL DESARROLLO INDUSTRIAL

El Secretario General de Industria y Minas de la Junta de Andalucía, Cristóbal Sánchez Morales, ha participado en la jornada online de Más Industria con el objetivo de dar a conocer los puntos fundamentales de la nueva estrategia de política industrial en la comunidad.

A través del nuevo Plan Crece Industria 2021-2022, Andalucía busca su transformación mediante la diferenciación como región industrial, así como el crecimiento de su industria en solvencia, dimensión, calidad y valor para la sociedad.

Bajo el título “Retos y oportunidades de la Industria en Andalucía: necesidad de un marco político orientado a la acción”,  Cristobal Sánchez ha presentado los mayores desafíos de la industria en la región los próximos dos años.

Una oportunidad de conocer de primera mano los cambios y necesidades de las empresas y la industria andaluza.

Durante la sesión han participado Aurelio Azaña, director general de AZCATEC Tecnología e Ingeniería, y presidente de Más Industria,  y  Rafael Salgueiro, profesor de organización de empresas (US Sevilla) y miembro del Comité de Expertos del Plan Crece Industria.

Podéis visualizar la sesión completa:


MAS INDUSTRIA ADVIERTE QUE LOS PRECIOS DE LA ENERGÍA IMPACTARÁN NEGATIVAMENTE EN LA INDUSTRIA DE ANDALUCIA

Más Industria advierte que los precios de la energía impactarán negativamente en la industria de Andalucía

La escalada de los precios de la energía en general, y de la energía eléctrica en particular, va a impactar muy negativamente sobre las empresas industriales españolas y en particular sobre las andaluzas.

En la gran industria, el coste de la energía (suma de energía térmica y eléctrica) puede suponer hasta el 56 % del coste del producto final, por lo que por una simple regla de tres, un aumento del 30% del precio de la energía puede suponer que el producto final sea un 15% mas caro que antes del mes de junio del presente año.

Si nos referimos a la pequeña y mediana industria, la repercusión del coste de la energía en el producto puede estar entre el 20% (sector madera y plásticos) y el 70% (sector vidrio).

Una subida del precio de los productos industriales de un 10 o un 20% pueden significar dos cosas:

  • O que el ciudadano tiene que pagar más por recibir lo mismo (además del incremento de la factura de la luz que directamente paga en su casa), lo cual puede llevar a un aumento de la inflación, que en estos momentos no sería nada recomendable ni beneficioso para salir de la crisis.
  • O si el productor vende en el mercado global (exportaciones) tendrá que competir con otros productores cuyos países no han sufrido esta escalada de precios, con lo cual el producto será menos competitivo, se venderá menos y la industria nacional entrará en pérdidas o tendrá que ajustar la plantilla haciendo los despidos que pueda.

En cualquiera de los casos anteriores, nada bueno pinta la situación.

LOS DERECHOS DE EMISIÓN

Para empeorar más la situación, el mercado de derechos de emisión está por las nubes. No olvidemos que dicho mercado es un ente abstracto y ficticio en el que los especuladores y fondos han visto un filón para seguir haciendo caja sin aportar valor a los productos. Dicho mercado, penaliza a las empresas más contaminantes, pero fruto de ese impuesto, no se genera una bolsa para poner medidas correctoras ambientales que palien ese exceso contaminante.

¿PODRÍA EMPEORAR LA SITUACIÓN?

Claro que sí. Mis amigos, los ingenieros de minas dicen que cuando uno ha llegado al fondo del abismo y parece que ya no puede seguir bajando, puede hacerse excavando túneles. Pues ahí estamos.

El problema es que ese mercado de derechos de emisión penaliza principalmente a las empresas europeas, ya que nosotros mismos nos hemos obstinado en liarnos la cuerda al cuello y tirar del extremo hacia arriba. Los grandes beneficiarios son precisamente los países más contaminantes y que nos inundan a los europeos con sus productos industriales, en particular China (responsable del 27% de las emisiones de gases de efecto invernadero) y EEUU (con una cuota de participación contaminante del 11 %, nada despreciable).

CHINA, LA MÁS COMPETITIVA

China acaba de poner en marcha un mecanismo de derechos de emisión hace escasamente un par de meses, que afectará a menos de 2.000 empresas de las más del millón de compañías industriales y energéticas que hay en el gigante asiático. Me parece que es más bien una labor de maquillaje y de marketing político que otra cosa.

Ello implica que los productos industriales que vengan de China seguirán siendo más competitivos económicamente que los productos nacionales, lo que significará un decremento del PIB industrial del país y la pérdida de más empleo industrial y más industrias.

CONSECUENCIAS EN OTROS SECTORES

Esta penalización del mercado de derechos de emisión, no solamente afectará a las empresas energéticas más contaminantes, sino que puede llevar al traste a sectores industriales fundamentales para la vida de las personas, como por ejemplo el sector de los fertilizantes inorgánicos. En este sector, el producto estrella es el abono complejo N-P-K compuesto fundamentalmente por nitrógeno, fósforo y potasio que son los tres compuestos fundamentales que la planta necesita para desarrollarse.

Pues bien, el componente fundamental ( el nitrógeno) viene del nitrato amónico , que a su vez viene del ácido nítrico y éste a su vez proviene del amoníaco el cual, hoy por hoy, viene de la combustión del gas natural generando gases de efecto invernadero a escalas gigantescas.  Pero si no hay fertilizantes, no hay alimentos para dar de comer a la población mundial, no habría vida. Y ese mercado, también lo estamos poniendo en peligro.

ALTERNATIVAS NECESARIAS

No estamos poniendo en tela de juicio que el que contamine no tenga que pagar, simplemente queremos señalar que estamos en un ciclo especulativo sin que tengamos desarrolladas alternativas fiables y viables (energías renovables, para el sector energético, e hidrógeno y amoníaco verde para los fertilizantes, por ejemplo) que puedan significar un descenso de la emisión de los gases de efecto invernadero. Lo hemos sufrido este verano con los apagones de medio país o los precios ilógicamente caros de la energía en la franja horaria de las 21,00 a las 22,00 precisamente a la hora de la desconexión del sistema de la energía fotovoltaica y coincidiendo con la falta de viento (energía eólica) y los embalses secos.

Si esa estrategia no va acompañada de la obligatoriedad de que cualquier producto que entre en la EU tenga que llevar perfectamente cuantificada su huella de carbono, en kg de CO2 que han sido requeridos para producir dicho producto ( y certificado por una entidad internacional de reconocido prestigio) nuestros productos industriales estarán en desventaja.

Para no extendernos mucho más dejaremos el análisis de las causas por las que se ha producido esta escalada de precios de la energía, que ahí hay mucha “tela que cortar”. También veremos en otra ocasión por qué , hasta que no se obligue a la energía renovable que sea gestionable seguiremos teniendo esos sobresaltos en el precio de la luz aparte de los 3.000 millones de euros que estamos pagando de primas a las renovables y que en su mayor proporción son divisas que están saliendo del país ya que la mayoría de esas primas las cobran los fondos de inversión extranjeros que (tras la nefasta gestión energética del ex ministro de industria Miguel Angel Sebastián) dejó esas plantas de generación en manos extranjeras.

MÁS INDUSTRIA

MAS INDUSTRIA es una asociación sin ánimo de lucro y abierta a cualquier ciudadano que esté convencido que sin un tejido industrial muy potente y sano, será imposible el desarrollo del país hasta alcanzar a los países de la EU con mayor renta per cápita.     

Aurelio Azaña García

Presidente de MAS INDUSTRIA

EL SUELO INDUSTRIAL DE ANDALUCÍA, UNA OPORTUNIDAD PARA EL DESARROLLO ECONÓMICO

El suelo industrial de Andalucía, una oportunidad para el desarrollo económico

La Asociación Más Industria ha celebrado su primer webinar bajo el título «El suelo industrial de Andalucía, una oportunidad para el desarrollo económico».  Raúl Mir, coordinador del proyecto del Colegio de Ingenieros Industriales de Andalucía, ha sido el encargado de explicar en qué consiste y cuál es el potencial del mapa industrial de la región. 

Además, han participado en el encuentro online Aurelio Azaña, presidente de Más Industria y director general de AZCATEC Tecnología e Ingeniería y Juan Carlos Durán, decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental y miembro de Más Industria. Por su parte, el periodista José Luis Díaz ha moderado la sesión. 

El Catálogo de Suelo Industrial de Andalucía es una herramienta de gran utilidad, creada hace dos años, que nace con el objetivo de facilitar la labor de localizar las ubicaciones más adecuadas para una inversión determinada. 

«Una tarea que puede parecer sencilla se complica enormemente por diversos motivos como las licencias o las necesidades específicas de cada proyecto. Eso supone medios económicos, esta herramienta es oro molido para el desarrollo industrial de la región y pronto puede estar disponible para todo el público», señala Juan Carlos Durán

En palabras de Raúl Mir,«Por poner un ejemplo, para una Industria Química con saber dónde tiene permitida su actividad ya está desechando un gran número de posibles emplazamientos que no le merece la pena invertir tiempo en analizar el resto de variables como superficie, precios, etc.». 

CATÁLOGO DE SUELO INDUSTRIAL

El Catálogo de Suelo Industrial incorpora información detallada sobre los polígonos industriales y parques tecnológicos ubicados en Andalucía con una superficie superior a los 80.000 m2, siendo la superficie total de suelo industrial representada en el mapa superior a los 100 millones de m2.

De todos estos espacios se ha recogido una amplia variedad de datos tales como:

  • Superficie
  • Comunicaciones tanto por carretera como distancias a aeropuertos y zonas de transporte ferroviario y marítimo de mercancías
  • Impuestos y tasas de los municipios donde se ubican
  • Disponibilidad de parcelas
  • Precio del metro cuadrado del suelo en venta
  • Enlace a la página del catastro
 

MÁS INDUSTRIA

«Nuestras generaciones venideras tienen que irse fuera de Andalucía para desarrollar todo su talento por falta de espacios de trabajo. Las regiones con un PIB industrial próximo al 20% son aquellas con menos problemas de paro, y ese es nuestro objetivo. Desde Más industria queremos aportar valor a nuestra región, y para ello, estamos trabajando en varias líneas de proyectos como la digitalización industrial, la recuperación de empresas en crisis, aumentar el tamaño de empresas pequeñas mediante diversas soluciones, son algunos de ellos», explica Aurelio Azaña

MÁS INDUSTRIA SE REÚNE CON LA CÁMARA DE COMERCIO DE SEVILLA

MÁS INDUSTRIA SE REÚNE CON LA CÁMARA DE COMERCIO DE SEVILLA

La Asociación Más Industria se ha reunido con la Cámara de Comercio de Sevilla con el objetivo de crear una Comisión para potenciar la industrialización de Andalucía. 

Actualmente, en aquellas zonas donde el PIB generado por el sector industrial supera el 20% , el porcentaje de paro es muy inferior comparado con aquellas áreas geográficas que no lo alcanzan.

Este dato refleja la importancia de incentivar el sector industrial en Andalucía.  A su vez, debido a la Covid-19, la situación se ha agravado y ha puesto de manifiesto una gran necesidad para la economía. 

Más Industria defiende la importancia de establecer un plan de industrialización más allá de los tiempos marcados por las distintas legislaturas, que puedan desarrollarse según los procesos industriales. 

Los objetivos de la Comisión conjunta serán: 

  • Identificación de los puntos de interés que puedan motivar la atracción de inversión externa
  • Desarrollar conjuntamente proyectos para detección de empresas industriales en crisis a las que se les pueda ayudar y salvar de la desaparición.
  • Llevar a cabo proyectos para conseguir alianzas industriales, cluster industriales y incremento de tamaño de empresas industriales para mejorar su productividad y conseguir competir en un mundo global.
  • Analizar como la asociación +I puede colaborar en los diferentes planes de acción previstos realizar por la Cámara. Con especial mención a las actividades desarrolladas por la Oficina de Transformación Digital que gestiona la Cámara
  • Aprovechar la posición la ciudad de Sevilla como ciudad de Espacio Ariane para potenciar las actividades industriales que este sector va a demandar en un futuro próximo
  • Realización de actividades de difusión en materia industrial como realización de webinars, etc.
  • Defender que los fondos next generation u otros fondos que maneja la agencia IDEA lleguen a las PYMES industriales de Andalucía de forma ágil, rápida y diligente.
  • Defender que la administración pública sea un aliado de las empresas industriales ( como ocurre en otras comunidades autónomas) y no un desincentivador por la burocracia, falta de apoyo, lentitud, etc.

FORESTAR LA INDUSTRIA ANDALUZA

Puerto - Industria

FORESTAR LA INDUSTRIA ANDALUZA

Por Daniel Molleja

La crisis de COVID-19 aparentemente proporciona una visión repentina de un mundo futuro, en el que lo digital se ha convertido en el centro de cada interacción, obligando a las organizaciones y a los individuos a avanzar más en la curva de adopción casi de la noche a la mañana.

Un mundo en el que los canales digitales se convierten en el modelo principal (y, en algunos casos, el único) de compromiso con el cliente, y donde los procesos automatizados se convierten en el principal impulsor de la productividad, con base en cadenas de suministro flexibles, transparentes y estables.

Nuevos horizontes

Un mundo en el que las formas ágiles de trabajo son un requisito previo para cumplir con los cambios aparentemente diarios en el comportamiento del cliente. Si se puede encontrar un lado positivo, podría estar en las barreras que caen a la improvisación y la experimentación que han surgido entre clientes, mercados, reguladores y organizaciones.

En este momento único, las empresas pueden aprender y progresar más rápido que nunca. Las formas en que aprenden y se adaptan a la crisis de hoy influirán profundamente en su desempeño en el mundo cambiado del mañana, brindando la oportunidad de gozar de una mayor agilidad, así como establecer lazos más estrechos con los clientes, empleados y proveedores.

Puerto - Industria

Estas pautas de conducta también hacen que muchas empresas intensifiquen o abran nuevos horizontes en términos de mercados y regiones en el mundo donde operar. Este proceso de internacionalización arrancó de manera mas intensa como consecuencia de la crisis de 2.007, que impulso por primera vez de forma acusada a la PYME andaluza a explorar nuevos horizontes.

Nuevo modelo

El momento actual cambia paradigmas previos y se entra en una etapa que podríamos calificar de disruptiva, por cuanto la tecnología se ha convertido en eje vertebrador de las actividades y esto supone de facto la desaparición de distancias en muchos aspectos. Ahora bien, como todo proceso debe seguir un orden y adoptar protocolos que busquen minimizar riesgos, abandonado la improvisación que tanto nos ha caracterizado en este tipo de acciones. 

El cambio de modelo energético complementado por la fuerte conciencia ambiental supone un reto para la industria andaluza, pero también supone una gran oportunidad, ya que seguir la estela de otros que hicieron cosas antes no supone reducir distancias ni crear riqueza. Seguir una disciplina de trabajo apoyada en las áreas de conocimiento necesarias y multidisciplinares que abran mercados y generen negocio.

La base está en los momentos de ruptura como el actual, donde los sectores señalados sí proporcionan verdaderas oportunidades de competir en una carrera nueva. Además, la globalización pura va a dar paso a la regionalización por cuanto la tensión en cadena de suministro de larga distancia va a dar paso a sistemas más multilaterales y de menor radio, buscado robustez armonizada con factores ambientales.

Y al igual que ocurre con otros retos que plantea el futuro, los modelos exigen una mayor colaboración entre compañías, tanto a nivel regional como internacional, apoyado por la tecnología y por la capacidad de complementar fortalezas. Este modelo de agregación es más eficiente que el empleado hasta la fecha.

Nuevas políticas

Pero hay factores que no son exclusivamente endémicos de la industria, sino que hace falta crear un marco legal óptimo que estimule la internacionalización, y a su vez la entrada de inversión extranjera.

Lamentablemente, esto no ha sido correctamente enfocado al emplear subvenciones o subsidios. No es esta la vía, sino por el contrario se precisan de políticas fiscales que indexen beneficios tributarios a la capacidad exportadora, de creación de empleo o mejoras ambientales. Y aun más importante es el estimular el emprendimiento, creando amplias masas de iniciativas, que precisan tarifas progresivas en los primeros años de existencia de las empresas, tanto en materia fiscal como de seguridad social, el objetivo debe ser ayudar a “sembrar arboles y protegerlos” hasta que tengan fuerza propia, solo sembrando gran cantidad de arboles, un día tendremos “bosques en la industria andaluza”.

 

* Daniel Molleja es abogado y consultor en comercio internacional.

RETOS DE LA INDUSTRIA POST COVID19

RETOS DE LA INDUSTRIA POST COVID19

Por Luis Azaña

La percepción que teníamos de la industria antes del virus ha cambiado por completo, las economías, los sistemas productivos y las cadenas de valor de la hiperglobalización han demostrado ser más vulnerables de lo que pensábamos puesto que pocas empresas tenían en sus análisis de riesgo el advenimiento de una pandemia de esta magnitud, y si lo tenían no lo contabilizaron.

La industria que vendrá

Desde la incorporación de China a la  Organización Mundial del Comercio en 2001, la industria como motor de aporte al PIB no ha hecho más que descender hasta tocar suelo y estabilizarse en torno al 11% del PIB, y eso es bueno, parece que el escenario irá a mejor. 

Dicho esto, hay 5 retos que la economía española y la industria como motor económico han de superar, las empresas que consigan resolver estos problemas serán las que más prosperen:

Baja densidad

La mayoría del tejido industrial español está compuesto por PYMES.  Esto no es muy distinto de la media de la UE, pero sí lo es la baja densidad de empleados por empresa industrial (10 de España, frente a 30 empleados/empresa de Alemania). 

La concentración de empresas en clusters y grandes corporaciones mediante fusiones y adquisiciones reduciría ineficiencias, evitaría duplicidades, profesionalizaría las empresas, mejoraría la colaboración compartiendo información, aunaría así estrategias de internacionalización e investigación, amortizando la adquisición de capital y creando sinergias y economías de escala para afrontar los demás retos. 

Internacionalización

La balanza comercial española se ha equilibrado igualando importaciones y exportaciones según datos oficiales. Las empresas españolas están abandonando la autarquía para vender sus productos y servicios fuera, algo imprescindible en el mundo global en el que vivimos.

Una balanza hiperespecializada en el sector del automóvil, sus componentes y materias primas. Para mejorar no solo basta con aumentar las cifras de exportación sino que también es esencial diversificar la economía, sus empresas, sus servicios y productos de alta demanda y valor añadido. A su vez, la atracción y puesta en valor del capital humano para intensificar el conocimiento y la estructura productiva.

Exportaciones españolas. Fuente: OEC

La diversificación

La industria española tiene una dilatada experiencia en sectores claves que hay que revalorizar, aplicar el conocimiento obtenido en una industria y aplicarla a otra.  Por ejemplo, podemos utilizar el conocimiento desarrollado en la industria energética, automovilística y aeronáutica para producir bombas centrífugas, los componentes: rodamientos, álabes y cuchillas, gomas para sellos, todo el equipamiento accesorio: sensores, instrumentación, válvulas, cables, tuberías; las herramientas para construir como electrosoldadoras, la maquinaria para producirlo; desarrollando esa nueva industria se puede expandir a otros productos más similares.

Si a eso le añadimos el férreo control extranjero de las compañías estratégicas españolas tras la desnacionalización: defensa (Airbus compró CASA), energía (Enel compró Endesa y Mubadala Cepsa), automovilística (Volkswagen compró SEAT), metales (Mittal compró Ensidesa), provoca que la toma de decisiones estratégicas relevantes que afectan a la economía española se hagan fuera de aquí, dejando a la industria tradicional con poco margen de maniobra.

La renovación

Una nueva industria se está desarrollando, una industria que es transversal a todas, la industria 4.0 puede ser en sí mismo un sector de la economía como lo es en Alemania, Japón o EEUU, para exportar máquinas y soluciones tecnológicas, electrónicas y digitales en vez de exportar el talento que lo hace en el extranjero.

Además, la retención del talento genera efectos beneficiosos que cascadean y se retroalimentan. Otros factores de competitividad relevantes, son el capital humano y sus relaciones laborales, el marco regulatorio, administrativo y fiscal, la financiación, la energía, el transporte y la sostenibilidad.

Competir por el precio de horas-hombre contra China, India o Marruecos solo arruinaría aún más a las empresas españolas. No compitamos en precio contra China, hagámoslo contra Alemania, en productos y semiterminados de mayor valor añadido, equipos de apoyo e instrumentación de precisión, en inteligencia industrial, en inversión en I+D+i, crear nuestros propios productos, nuestra marca y exportarla.

La economía Alemana tenía en 2019 prácticamente pleno empleo con un 5% de paro estructural, su economía está saturada, reciben mano de obra de otros países, entre ellos España porque no hay alemanes suficientes para tanto trabajo, he ahí la gran oportunidad.

En definitiva, tenemos por delante nuevos retos y un escenario esperanzador a pesar de los contratiempos sufridos en este 2020. Necesitamos aprovechar los puntos fuertes de nuestra economía para adaptarnos a un nuevo modelo productivo y ser competitivos en este mercado globalizado. 

INDUSTRIA POST PANDEMIA: MÁS COOPERACIÓN Y MENOS COMPETENCIA

Técnicos de la industria con mascarilla

INDUSTRIA POST PANDEMIA : MÁS COOPERACIÓN Y MENOS COMPETENCIA

La nueva normalidad manifiesta la importancia de recurrir a nuevas estrategias para sacar el máximo provecho al rendimiento de las empresas. Este es uno de los puntos claves a debate en el webinario internacional “Industria post pandemia. Juntos podemos”, organizado por APIA (La Asociación de Parques Industriales de Argentina).

Diversos expertos de la industria han participado en un interesante evento online y España cuenta con la representación de Víctor Montoro, vicepresidente de la Diputación de Córdoba, quien pone de relieve la necesidad de disponer de una economía de mayor autoabastecimiento, una reclamación que ya manifestaba Aurelio Azaña, CEO de AZCATEC en el artículo «Ahora echamos de menos nuestras industrias«.

“Desde el punto de vista industrial, es el momento de hacer alianzas entre las empresas. La escasez de ciertos componentes para producir y fabricar, debido a las restricciones de fronteras y movilidad, hará necesario avanzar en el concepto de cooperacion empresarial, frente al tradicional y anquilosado concepto de competencia», afirma Montoro.

A su vez, destaca la importancia del papel que van a jugar los parques científicos tecnológicos en el nuevo panorama industrial post Covid. Su existencia será esencial para caminar hacia un nuevo modelo productivo.

Según reclama Montoro, es preciso reconducir los recursos hacia actividades económicas vinculadas a la sostenibilidad medioambiental, social y económica. Además, cuenta la experiencia de la asociación de parques industriales española, Apte, y asegura que ya está en marcha la transición al nuevo modelo.

 

 

Técnicos de la industria con mascarilla